Vuelta a los pueblitos 2016

Slider de Imágenes Z Blogger Hecho con JavaScript Aquí puedes poner el texto que quieras http://zblogger.blogspot.com

22 de Agosto: Vuelta al Chachani

Fuimos 15 ciclistas que dimos nuestra "Vueltita" con la promesa de no volver a hacerla en el mes de agosto, cualquier mes, pero no agosto. Esto debido al viento frío tan fuerte que hemos encontrado.
La aventura fue agradable. Llegamos a destino a las 9.50 am. Luego de algunas fotos para el recuerdo, iniciamos el recorrido bordeando las faldas del Chachani a un ritmo bastante acelerado y creo que hubiésemos llegado mucho más temprano a Arequipa si no teníamos tantas pinchaduras. Han sido 5 en total.
Como decía, íbamos a buen ritmo, casi no había viento en contra, y el frío era ligero, al punto que algunos decidimos quitarnos el cortaviento y pedalear simplemente con la tricota. Pero al poco tiempo de iniciar la travesía, tuvimos la primera pinchadura que nos paró y nos bajó el ritmo. Fue Miguel la primera víctima., quien por estar cortando las zonas arenosas, se llenó de espinas.
Decidimos que la parada de descanso fuera pasando el cruce del camino que lleva directo al Chachani. Cuando llegamos allí, faltaban dos ciclistas, el Cóndor y Henry Villalta. Como demoraban y no se les veía ni en el horizonte, le pedimos a Dante Guzmán que fuera a buscarlos (los que no fueron a Puquina ya saben por qué decía que Dante parece un tren). Menos mal que no era más que otra pinchadura, esta vez del "Juélix Cóndor"
Durante esta parada nos entumecimos, había un fuerte viento frío que me obligó a ponerme el cortaviento, inclusive me dolían los oídos por el frío. Cuando finalmente partimos, el viento en contra no nos dejaba avanzar y es por ello que dar la vuelta en agosto.... nunca más. Mejor hacerlo en marzo o abril, pues después de las lluvias todo se torna verde.
Pero partiendo, allí nomás, Berly se dió cuenta que tenía una pinchadura. Otra espera, tenía las piernas entumecidas, pero ni modo, había que esperar, mientras la mayoría ya se había adelantando y no se enteraron del nuevo cambio de llanta.
Subimos y subimos, en muchas zonas arenosas nos aguantaba el camino y algunos momentos tuvimos que caminar, pero el paisaje hacía que valiera la pena todo esfuerzo. Desde acá vemos que el Chachani es un volcán poderoso, enorme, pero desde la pampa, parece una cosita y nada.
Antes de iniciar el descenso, hicimos nuestra última parada, revisar las bicicletas, comer los aperitivos, tomar las fotos de rigor y zas!! partimos raudos.
A pesar de que bajamos bastante rápido, creo que dentro de ello fuimos muy moderados, porque en otras ocasiones hemos sido mucho más rápidos, claro que el terreno tampoco permitía que bajáramos como balas, pues estaba llenos de piedras, rocas, gravilla, pero igual lo disfrutamos. Bajamos por todos los cortes que usan los ciclistas de downhill. Obviamente a la mayoría de nosotros nos faltaba pericia, pero la adrenalina que se generó permitió palear el susto que daban esas bajadas.
Cuando estábamos bajando, nos encontramos con una grata sorpresa. Era Héctor Ballón, más conocido como Eréctor, que había subido a alcanzarnos. Se había soplado toda la subida y casi sin descansar, se vio envuelto en la vorágine del descenso. Como les había dicho anteriormente, en mi opinión estábamos descendiendo en forma relativamente suave, tranquilos, porque todo el camino estaba lleno de piedras, sin embargo Héctor nos dice que lo hacíamos súper rápido. Pedrito nos contaba que por poco se saca el ancho y el angosto porque se encontró con una gran piedra que se si chocaba con ella salía despedido. En milésimas de segundos tuvo que decidir qué hacer y lo que hizo fue jalar el timón, la bicicleta se levantó y pasó por encima sin mayores problemas.
Victo Lazo también se encontró con una piedra que le reventó cámara. Tuvo mucha suerte porque si reventaba en plena curva, otra sería la historia, pues la llanta hubiese derrapado arrastrándolo por todo ese terreno tas escabroso. La causa fue que el angelito había bajado la presión de la llanta pero se excedió.
Un poco más abajo Roberto Alvarez también mordió y reventó cámara. Fue un día de mucha suerte, porque estaba en plena competencia con Renzo. Con esto que digo pareciera que no fuimos prudentes y tranquilos al bajar, pero comparando con otras ocasiones, se notaba la diferencia.
En el último corte, se decidió seguir el camino normal para salir por la zona de downhill, pero junto con Henry y Berly, decidimos tomar el último corte, el que está lleno de huecos y ceniceros. Ya sé que no debemos separarnos, pero avisamos y tomamos la alternativa de hacer el corte para seguir tratando de tener más pericia.
No habíamos avanzando mucho cuando salí volando de cabeza. No recuerdo qué paso, creo que al llegar a un hueco frené, pero la llanta delantera ya bajó, por lo ques solté rápidamente el freno para seguir el movimiento, pero muy tarde, se plantó la bicicleta y salió un colibrí volando. Berly venía por atrás y rápidamente llegó donde estaba yo enterrado, asustado, pensando que me había pasado algo serio, pero nada, apenas unos arañones en la pierna izquierda; tenía tierra hasta en las orejas, pero muy animoso me paré y continuamos el camino.
Más adelante nos encontramos con el resto de muchachos que había seguido el camino normal, pero por adelantarnos en la pista nos perdimos lo mejor. Excepto Vladi, Pato, Hans, Berly y yo, todos los demás se metieron a hacer el descenso downhill. Una pena lo que me perdí, hubiese coronado mi travesía, pero la mayoría si la hizo y según contaron, fue del ajo.
Eran las 2.45 de la tarde cuando llegamos al Restaurante "El Mirador de Chilina", necesitábamos tomarnos unas cervecita negras para celebrar el éxtio de nuestra aventura y "challar" la nueva bicicleta de Hans, una perlita. Y no había mucho que challar porque ya le había metido su arañón en el clip, es que bajando también chocó con una piedra que le hizo perder el pedal con un fuerte dolor en toda la pierna derecha. menos mal que pudo controlar la bicicleta que si no.....
Asi disimuladamente, creo que hemos bajado con un centenar de ángeles de la guarda que no han permitido que nos pase nada y eso que "bajábamos despacio", imagínense si no hubiésemos sentido ese viento frío arriba que nos entumeció un poco y nos bajó las revoluciones, otra sería la historia y nada agradable.
Nuestras cervecitas negras, un piqueo de escribanos y a la casa

Jaime Virrueta


Relato de Héctor Ballón (Editado)
No lo pensaba, pero a las 10:30 am decidí ir a encontrarlos; pensé que haríamos intersección en alguna parte del recorrido de pista asfáltica así que salí despacio, pero ya era la 1:00 pm y no los divisaba, por lo que decidí seguir lentamente para no enfriarme.
Finalmente en el Km 36 de pura subida y con un tiempo total 3 horas y 2 minutos me detuve preocupado pues no encontraba explicación del por qué no los encontraba. Ya era un cuarto para las 2 de la tarde y había cometido el error de ni siquiera haber chequeado si efectivamente harían esa travesía, así que dándome cuenta de mi error emprendí el triste, lento y solitario retorno.
Cinco minutos después me detuve para volver a ver pero nada... seguí bajando un poco más y nuevamente volví a ver el Chachani por última vez… y en eso el espectáculo más maravilloso… había una estela de polvo... y luego los empecé a ver cómo bajaban raudamente.
Eran todo un espectáculo un grupo de bikers montañeros bajando desde más de 4000 metros, qué belleza ver un grupo de deportistas intrépidos bajando a velocidad, flanqueados por el Misti y por el Chachani.
VELOCIDAD PROMEDIO (en el descenso de tierra ) = 25 km por hora. Ustedes bajaban más rápido (tal vez 30 - 35km por hora)
VELOCIDAD MAXIMA (Alcanzada en la bajada de pista de radio azul) 60.2 km por hora


Relato de Dante Guzmán (Editado)
…. y comenzó el descenso, wow... piedras, piedrotas, terreno encalaminado y más arena suelta haa.....!!! en una casi me voy al barranco porque derrapó la llanta de atrás, apuntó la bici hacia el barranco y con las justas la saque de ahí, uff.... otra vez... otra vez....!!! en otra casi me pego contra el cerro, entré muy fuerte en una curva en u y uff... le di su besito al cerro al salir de la curva jaja... esa si no la quiero hacer otra vez.
Y cuando me quiso pasar Renzo, uff... otra llanta se comió una súper roca que mordió la llanta. Otra cosa más, cuando llegué a Arequipa estaba con un hombre atrás..!! perdón, un hambre atroz y Renzo, muy buena persona, me invitó de su comida, de verdad muchas gracias, eres un gran amigo.
….. Y vimos cómo la gente empezó a bajar por el corte, primero Pedrito, después toda la mancha en fila, increíble!!; ya casi al final al Cóndor le jaló la bici y a la lona "plop..." "por poquiii....too....!!!" . Ya reunidos todos, bajando por toda esa culebrilla de curvas y contracurvas que me hacían acordar de una amiga jejejeje.... qué curvas jajaja…. ya bueno, tomé el corte, lo malo que estaba tan suelta la tierra que desaparecí en la niebla wa..!!! ha...!! ha..!! qué polvadera, no miraba ni mi timón uff.... aunque así pase a todos igual… jajaja
… En fin, seguimos bajando y en otro corte Hans Armstrong que trajo su bici nueva, nuevecita, estrenándola, le dio un besito a una piedra que abolló el pedal y se le soltó la traba con pie incluido; de seguro se llevó un súper susto y así inauguró su súper stupidjump jajaja...no me acuerdo la marca pues creo que tiene pedigrí o algo así jajaja.... muy fina la bici... jaja....
Llegamos al descenso de dh y Mauricio Walter y yo nos animamos a bajarlo. Después se animaron otros como el Cóndor y hasta Miguel (la pálida) se animó a bajar por ahí. Y no sé cómo bajaron detrás pues el Cóndor se cayó otra ves en una curva con rampa. A Mauricio lo vi de costado más de una vez. Yo me llevé varios sustos por los canales que formaron tantas pasadas y ya casi al final cayó Cóndor y detrás se oyó mayday...!!! mayday....!!! mayday...!!! el halcón negro a caidooooooo....!!! y cayó pues, se dió dos vueltas de campana con clavada, bueno, zambullida incluida en medio de un arenal
Nuestro querido amigo Renzo jaja... salió más blanco que la pálida y enterradazo. Mauricio pasó como la seda que ni se dio cuenta lo que pasó jajaja.... y ya uff…. se terminó el dh y comenzó la pista yeee.....!! bajada… a... perros ...!!!!, uno casi se clava en mi rueda de adelante y era enorme el perro uff... con las justas que lo pasé.
Nos reagrupamos en el grifo y nos miramos los rostros llenos de tierra: Eréctor estaba con una pañoleta que parecía asaltante de bancos jaja.... la pálida estaba agarrando a piedrazos su bici, no sé, por qué???. Todos comentaban qué tal bajada, que fue increíble la aventura.
Ya todos reunidos nos fuimos a un restaurant a chelear, obviamente Hans Armstrong tenia que portarse con las chilindrinas pues tenia que bautizar su bici nueva.
Bueno, charlando y todo, el primer afectado por la chela Jaime que pasó!!! ya ‘tá botando la chela a un lado de la mesa jajaja... bueno, bueno, se atoró con la espuma jajajaja.. falta de experiencia, hay que chelear mas seguido he..!! con la practica se hace al maestro jajaja....
Lo que si agradecer a Miguel que gastó sus soles para imprimir las fotos de Puquina está buenaza, aunque no salgo yo porque soy el que saqué esa foto, pero no importa jajajaja..... prefiero tener una linda imagen de mis amigos antes que yo solito.
Increíble la aventura, la disfruté al máximo aunque no dormí desde el viernes, pero fue increíble, lo malo fue el lunes que llegué tarde al trabajo porque quedé dormido jejeje.... me regañaron y todo, con memorándum incluido pero qué se le hace, una raya más al tigre, bueno, a la cebra jajaja....
Espero que así hayan más rutas aunque sean cortitas o largas, donde se pueda disfrutar, reir, sentir esa adrenalina que uno nunca siente cuando sale solo, donde se disfruta más la compañía de los amigos. De verdad muchas, muchas gracias...!!!!

 

Para ver el video de nuestra aventura, ir al blog de Walter Ponce Del Castillo, miembro del Team Inter.

Para comunicarse con nosotros escribir a: teaminter1984@gmail.com

0 comentarios:

Publicar un comentario