El tiempo

13 de Marzo: Represa de Uchuña en Polobaya

COMENTARIO DE JAIME VIRRUETA
El día de hoy salimos16 ciclistas ávidos de aventuras.
Las lluvias habían pasado por lo que nos preparamos para disfrutar un estupendo paisaje. Y así fue, la clásica subida a Pocsi fue toda una distracción al ver las verdes montañas que nos rodeaban, un bello paisaje.
Lamentablemente, en el trayecto tuvimos que despedirnos de algunos compañeros que tenían que regresar a casa pues “no habían cocinado” y la señora los iban a matar… Desde el cruce de Pocsi continuamos 12 ciclistas camino a Polobaya, dispuestos a todo.
La bajada al puente previo al ingreso a Polobaya Chico fue todo un cuento, varios estuvimos con un “nido” en la garganta pues en algunas curvas estuvimos a puntos de “pasarnos”, por lo que tuvimos que echar freno a fondo.








En Polobaya Chico tuvimos una breve parada para reagruparnos e inmediatamente continuamos camino a Polobaya Grande. Allí nos despedimos de otros dos ciclistas que regresaban a casa temprano. Quedábamos 10 ciclistas.
La subida fue muy incómoda porque estaban trabajando en la trocha, abriendo unas zanjas de unos 5 metros de profundidad para hacer los desagües y posteriormente asfaltar. Aquí sí que descansamos un buen rato para comer y reaprovisionarnos de agua y alimentos, pues todavía nos esperaba un largo camino.









Después de Polobaya Grande, continuamos en línea recta unos 2 kilómetros, encontrándonos luego con una subida algo exigente, pero cuando llegamos a la represa fue muy relajante. Creo que estuvimos como una hora conversando y tomando fotos.
Tuvimos que acelerar nuestra salida de la represa porque escuchamos unos truenos. Algunos metros más arriba nos encontramos con el camino que lleva a Puquina, así que por allí regresamos y como todo es bajada, no había excusas para quedarse.
En la subida de la quebrada del burro nos quedamos a descansar un rato y esperar a Berly que tenía problemas con el freno de disco. Felizmente Dante le ayudó a solucionar el problema y pudimos continuar camino.








Más adelante empezamos a sentir algunas gotas que empezaron a caer, por lo que aceleramos el retorno, pero fue en vano porque en la bajada a Pocsi se desató el aguacero y llegamos a la plaza completamente empapados y de frío. Ya nos habíamos puesto nuestro impermeable, pero no nos protegió la parte inferior. Y sobre todo el frío.
En la plaza de Pocsi no sabíamos si continuar camino, esperar que pase la lluvia o entrar a comer algo. Nos decidimos por entrar a tomar un caldo de gallina caliente mientras confiábamos que la lluvia pase. Eran casi las 4 de la tarde, ya el caldo se había terminado, seguía lloviendo y estábamos casi muertos de frío. Así que tomamos la decisión de salir a las 4 pm esté lloviendo o no. Seguía lloviendo y así salimos de Pocsi. Felizmente el camino de trocha había sido allanado, igualmente la bajada a Mollebaya que la hicimos llenos de adrenalina. Todo estaba plano, no había surcos, no había zonas de cenicero, así que bajábamos a gran velocidad. Tuvimos algunos inconvenientes con unos camiones y ómnibus, pero felizmente no pasó a mayores.
LLegamos a Mollebaya eufóricos, comentando con mucho entusiasmo los obstáculos que habíamos encontrado en el camino, llenos de lodo, empapados, pero con las sonrisas de oreja a oreja.
Nos fuimos a casa de William con la intención de tomar un anisado que nos calentara, pues hasta los calzoncillos estaban mojados. Allí William nos invitó café, compramos galletas y una pequeña botellita de Anis Najar y posteriormente nos fuimos a casa, 10 ciclistas agotados pero extremadamente satisfechos.

COMENTARIOS DE BERLY YDME
Hola amigos, la ruta del domingo ha sido lo mejor, claro que yo estuve a las justas porque tenía problemas con el freno de disco, pero llegué a la represa.
Esta ruta fue del ajo puro y adrenalina al máximo, y por fin le dimos buen uso al impermeable.
No hubo problemas de Characato ni en Polobaya Chico. El sol radiante rumbo a la represa de Uchuña. Llegamos a la represa unas fotos del recuerdo descansamos un rato y el cielo comenzaba a nublarse, a lo lejos escuchamos un trueno y nos retiramos rumbo a Pocsi.
Ya casi llegando, faltando unos 8 km, nos agarró la lluvia, vaya qué lluvia, me mojó todo y encima tuvimos que esquivar a unas vacas y borregos que se cruzaban en el camino. Llegamos a Pocci mojaditos, nos paramos en la plaza temblando, buscando algo que comer y entramos a comer un caldo de gallina y para Jaime no hubo gallina, sólo un caldo de lomo.








Nos refugiamos de la lluvia mientras el Jorge se estaba asando en la cocina de leña calentándose y Pedrito también… casi se sientan en las brasas, qué lluvia inesperada, no paraba, decidimos salir a las 4pm si o si y así lo hicimos pero temblando; agarramos vuelo rumbo a Mollebaya. Ya en el camino pedaleaba y no sentía mis piernas, ni mis dedos, estaban fríos, un camión me pasa y me remata con lodo… a seguir pedaleando. Lo único que quería es correr y correr, no hubo cansancio, solo frio y lluvia. Y qué rica bajada, nunca pensé bajar tan de golpe que me embalé junto con Arturo, estuve tras él de casería y casi me saco la mugre por seguirlo y me aguanté un poco. Ya cerca del corte Pedro me pasó yo le seguí y me metí en las piedras a rezar y agarrar el timón fuerte y salí airoso, sin problemas. Llegamos a Mollebaya todos mojados pero con la adrenalina al máximo, gritando de frio, temblando y enlodados y hasta “el tronquito” tenía Parkinson.

COMENTARIO DE JORGE CHAVEZ
Asi como comenta el amigo Berly, alias el Costalero, terminó la ruta sin ningún percance se consagro creo porque la anterior se cayo jijij de allí proviene su chapa jaa, pero bueno volviendo a la ruta : estuvo del ajo ajo ajo ajo como diria William del team ardilla dilla dilla, al comienzo yo tenia muchas quejas por la ruta jaaa porque nadie sabia el camino, solo especulaban, el profe tenia noción de cómo llegar y Jaime se había soñado toda la noche con la ruta y tenia sus dudas pero, bueno llegamos a la represa muy comentada y difamada por el Conditor (Felix) pero hasta allí todo bien chévere, nada fuera de lo común, hasta que apareció una lagartija de entre las piedras la cual fotografió Miguel alias La Palida, mientras Mauricio o no se quién quería tirarla al agua jaaa pero casi la terminan aplastando, luego cuando emprendimos otra vez la ruta, nuestro amigo Pedrito decía e imploraba que llueva, que llueva, para probar no sé qué cosa que había comprado desde España.








Casi muerto de frío....

Bueno al poco comienza a llover , nuestra perdición para algunos y el goce para otros porque pudieron probar el impermeable TEAM INTER JAAA, cosa que funcionó a la perfección ,pero nuestro amigo William tenia un súper cortaviento de marca Giant muy llamativo, por cierto, pero al final fue un colador jaaaa y terminó mas mojado jaaaa, al llegar a Pocsi todos mojados como perros jaaa ese fue un comentario de unos pobladores, pero es allí cuando Pedrito se quita su cortaviento todo mojado y se pone un poncho o algo así, eso era lo que tanto quería probar, es allí cuando sale un comentario del amigo Arturo turuturu al decir que parecía mandil de carnicero jaaaaaaaaaaa, bueno se veía loco el poncho jjajaaajaja.
Comimos el caldito de gallina ahh…. y por cierto sequé mis plumas jaaaaa en la concha de la señora que preparo el caldo a tal extremo que casi la derrumbamos con Mauricio y Pedrito jaaaaa Mauricio me dice sácate papas de la olla y yo todo obediente le hago caso hasta que le saco una para Pedro y el dueño nos ve jaaaaaa, todos temblorosos partimos a eso de las 4 y algo a Mollebaya, yo salí con Miguel y William que por cierto usó la cabeza y le compró a la señora una bolsa que era el mantel de la mesa, creo, a 5 soles jijiji y lo convirtió en poncho; supongo que le fue bien porque yo tenia frio hasta en el cabello jaaa y comencé a pedalear como loco hasta que empezó la bajada de Pocsi a Mollebaya con las gotas de lluvia que se estrellaban contra el rostro, un goce tremendo, volteaba a ver y no aparecía nadie hasta que hice una parada técnica a eliminar toxinas jaaaa y vi a alguien que venia a unos 500 metros más o menos, no pude distinguir nada porque los lentes estaban llenos de tierra y lodo solo veía lo necesario, hasta que llegó el primer problema, un camión pasó y en plena curva se me aparece…., casi me saco la mela. Luego pasó otro y así hasta que una couster que no tenia cocada sus llantas comenzaba a patinar por el barro y al bajar yo no sabia por dónde ir, por la derecha o izquierda porque se ocupaba toda la via, hasta q me decidí y pasé por la derecha con las justas por cierto jaaa no podía distinguir los cortes porque no se veia nada.






Según Arturo, dice que habían hecho una zanja y había que bajarse, pero bueno casi al llegar al corte del cementerio de Mollebaya, Mauricio aparece raudamente jaaaa como siempre y comenzamos el corte hechos unos locos jaaaaaaa, éramos inmortales en ese momento por la adrenalina y todo no tenia otra cosa mentalizada que llegar a Arequipa, hasta que antes de llegar al fin del corte, yo estaba rueda a rueda con Mauricio y no veía nada delante hasta que se mueve rápidamente hacia la izquierda y casi me saco la m..... porque el terreno tenia unas zanjas y era estrecho llegamos al final del corte y al llegar al punto de reunión nos vimos el unos al otro todos llenos de barro jaaa ni los lentes se salvaron, una desgracia jajaaa. Después como de 5 minutos más o menos llega Arturo y Jaime, la misma historia,. cochinos hasta de por gusto y asi sucesivamente llegaban todos, solo faltaban los integrantes del team ladilla dilla dilla que llegaron sin mayor contratiempo, bueno eso es lo que me acuerdo de toda la ruta. Uuffff sé que me estoy olvidando de mucho jaa esperamos las fotos de Dante el tren bala que ahora es el tren sin frenos jaaa porque la lluvia y el barro se consumieron sus pastillas jaaaaa, ni modo pes amigo para otra será.

COMENTARIOS DE WILLIAM ZEGARRA
La ruta muy buena, de alta performance; ya el solo hecho de llegar a Polobaya fue bravo, el paisaje muy agradable para el pedaleo, con un clima fresco y agradable, nos faltó llevar barritas energéticas, Red Rull o bebidas energizantes como un par de Monsters o Rockstars, pero se pudo demostrar la performance en todo momento y ánimo de los ciclistas durante la ruta. Muy agradable a los ojos el paisaje que se puede apreciar por Uchuña.






Gracias totales a Dante y Miguel por las fotos.


Para comunicarte con nosotros escribe a: teaminter1984@gmail.com

0 comentarios:

Publicar un comentario