El tiempo

29 de Mayo: Chapi

Esta ruta fue ejecutada el domingo 29.Salimos un buen grupo integrado por: Team Inter (que somos los decanos en estas travesías) AQP (empeñosos pero que, creo les falta más cancha) y Los nómadas (grupo al que ya conocía y que sí jalan, toda vez que Deysi demostró que tiene piernas y jale).

La salida estaba programada para las 7 a.m , pero con la tolerancia de ley, salimos a horas 7.10 Ya estamos mejorando en el hábito de la puntualidad. Nadie que yo sepa, se enojó.Los que no llegaron a la hora, simplemente tuvieron que arrancar hasta alcanzarnos.

La primera etapa fue de arranque, de Guardia Civil hasta Yarabamba. Aquí nos reagrupamos y esperamos a los "retrasados" o ¿atrazados". La espera nos significó por lo menos 30 minutos, que al final cuentan en el tiempo total, como tiempo perdido.


Nos alcanzaron algunos integrantes de nuestro grupo como Alonso y otra gente que tienen ánimo pero les falta el físico, la calidad de bici y los implementos de seguridad.

Siguiente tirón: hasta la cruz de Hornillos. ¡Cómo se siente la enfriada!.Es difícil volver a calentar para entrar en ritmo.


Pasamos por Pampas Nuevas, San Francisco y llegamos al desvío de Sogay y seguimos hacia el siguiente punto de reagrupamiento. Como es sabido, la ruta es pura pista y subida y subida. La pista asfáltica funciona como un espejo porque refracta el calor y lo envía a la cara de rebote, lo que te hace sudar y arder el rostro, aunque estés enbadurnado con bloqueador. Los más tigres adelantan y se pierden en la distancia. os tigrillos, seguimos y seguimos a nuestro ritmo (porque no es bueno querer imprimir un ritmo al que no se está acostumbrado ya que te quedas sin físico) y así, poco a poco vas trepando. Atrás están los "desfisicados", quienes farrearon, los que trasnocharon, aquellos que no han montado continuamente osea que están desfasados.

Ante el cansancio, la desesperación de no poder seguir y estar a la zaga de los demás, te carcome el gusanillo de la pereza, de la falta de pundonor y vergüenza deportiva y optas por la criollada: hacerte jalar.

Algunos llegaron en un camión a la Cruz de Hornillos y recibieron de todo:burlas, recriminaciones, risas, reproches y lo peor, un apelativo. A quienes llegaron en carro les dijeron:"Los camioneros". Pero también hubo uno que es "tiquero" porque lo encontramos aquí, fresco como una lechuga. Ya Vlady, porque no cambias (lo digo como a ti te gusta: sin eufemismos)

Mientras se reponían las fuerzas, llegaron los que hasta el final terquearon con su resistencia y cansadísimos arribaron al punto de encuentro.

Como anécdota, diré que hubo un caballero (creo que le dicen loco y me parece que sí lo es, porque su viaje, para mi, no tenía ni son ni ton)que salió después de nosotros, nos alcanzó, nos pasó ,nos dejó y de regreso, nos vuelve a encontrar descansando y sigue adelante)Se podría decir que donde está lo raro, porque alguno de nuestros patas hacen algo parecido; pero es que este ciclista, lo hizo montando una bicla vieja, con cuadro casi cuadrado y sin cambios. Osea que él jala para arriba o para abajo en el mismo cambio y plato.

Entonces ¿qué es? el caballo o el jinete. Como nuestro amigo ansar (léase pato, ánade, oca) dijo: es que el pata está acostumbrado a pedalear en un mismo ritmo. Para él no hay bajadas, ni planos. Todo es igual e igual tiene que pedalear imprimiendo el mismo esfuerzo. Para nosotros es más fácil el asunto porque en bajada, pones plato y piñón duro, en pampa, plato grande y juegas con las coronas y en subida plato chico y piñón grande ( o mejor te bajas y empujas).

Reemprendimos la marcha y llegamos a 7 Toldos y sorpresa, Vitale estaba listo para salir y cansado de esperarnos. Pasamos como una tromba y tuvo que alcanzarnos. Viene la bajada y luego la última cuesta que de lejos parece, pero que de cerca no es.S erá una jugada óptica? o la desesperación de llegar.

La bajada tipo embudo , desde el desvío a la mina hasta la iglesia es un suspiro porque bajas como flecha. Así es como llegamos al santuario de Chapi.


Francamente no entiendo como va a ser esta basílica, porque cuando ccoro, fuí al santuario y estaba la iglesia en donde la gente escuchaba la misa, descansaba y hasta dormía, sin problemas.

Ahora en esta nueva infraestructura, no sé como será. En todo caso, cuando van a terminarla de hacer si es que terreno hay, planos también, presupuesto sobra y fe, que es lo principal siempre acompañará a los peregrinos.

Sea como sea, todavía existe el desorden, la informalidad, el caos vehicular, el aventurerismo culinario y la viveza del ambulante. Lo que me impresionó fue, ese enrocado que han hecho y que se parece a las murallas de alguna ciudad griega.


Ahora el problema es encontrar movilidad para el regreso, porque lo que se planteó al inicio: regresar montando será para los bombines. El ciclismo debe ser distracción y no para matarse.

Cogimos un ómnibus de ruta. Acomodamos las biclas en la bodega tranquilamente. Hasta aquí todo bien porque asiento teníamos. Pero a medida que se acercaba la hora de salida, la gente reclamaba sus asientos y con justicia porque los habían comprado ida y vuelta. Poco a poco fuimos dejando los sitios para ocupar el intermedio. Sólo vinieron sentados una hortaliza, un prosimio y su domador.

Así es como regresamos entre descontentos pasajeros, tías que rajaban del chofer respecto al posible peso de las bicicletas, sin entender que 10 bicicletas pesaban menos que ella, cobro no pactado al paso y risas nuestras.

Nos quedamos en un paradero informal por el Avelino. Algunos seguramente que se fueron a refrescarse, pero otros no. Con la bendición de la virgen, todo salió bien y hasta la próxima crónica.

P.D. Mando imagen de una fiera que andaba sin cuidado alguno de parte de su dueño, con la posibilidad de destrozar a algún peregrino despistado, de un solo mordisco.


FOTOS CORTESIA DE JONATHAN HUARSAYA



En esta foto se aprecia a nuestro entrañable amigo Guau, conocido como Walter Amésquita y últimamente desenvolviéndose como el "Narrador de Cuentos" y que ha redanctado la presente crónica.

Daysi y sus guardaespaldas

Daysi y su galán











Qué tanto gimnasio...., máquinas....., para esto?




Yo te tomo y tú me tomas... ya?


 
Para comunicarte con nosotros escribe a: teaminter1984@gmail.com

0 comentarios:

Publicar un comentario