El tiempo

Abril 5, 6 y 7: Aqp - Puquina - Omate - Moquegua SEMANA SANTA

Ya habíamos ido hasta Puquina. Ya habíamos ido hasta Omate. Y nos habíamos planteado el reto de ir más allá, ir hasta Moquegua.
En otras oportunidades que hemos ido hasta Puquina y Omate, lo habíamos hecho siempre por Pocsi; pero, en esta oportunidad quisimos intentar hacerlo por Polobaya, pues creíamos que era más cerca, que la distancia era menor, que iríamos más directo en lugar de dar la vuelta por Pocsi.
No sabemos si finalmente la distancia en kilometraje es menor o mayor, aunque parezcan iguales, pero definitivamente el ir por Polobaya es mucho más pesado.
Después que llegar al Puente de Polobaya, no dejas de subir. Subes y subes hasta llegar a la Represa de Uzuña y lo peor es que por esta última parte, la trocha estaba llena de lodo que impedía pedalear y dificultaba caminar.
Lo rescatable de ir por este lado de Polobaya es el paisaje, todo el esfuerzo valía la pena al contemplar el campo, pues yendo por Pocsi no es lo  mismo, es más mucho más seco. Realmente valió la pena hacer el recorrido por Polobaya.


Para llegar a Puquina no hay ninguna complicación ni dificultad excesiva. Después de Talamolle, que es el lugar más alto, aproximadametne a 2,800 m.s.n.m. se inicio el descenso a Puquina. Pero este descenso está "salpicado" de una larga subida, que se hace un poco complicada porque uno ya se encuentra algo cansado, pero por lo demás, la belleza del paisaje te motiva a seguir subiendo. Cuando estábamos en Talamolle, nos apuró unas gruesas gotas que empezaban a caer, unos truenos previos y un viento helado que nos hizo abrigar un poco. A la mitad de la subida que comento antes, tuvimos que detenernos para quitarnos todo el abrigo que teníamos, ya no se sentía ese viento helado y aunque el ambiente seguía nublado, teníamos mucho calor motivado por la pedaleada. Al continuar y terminar la subida, ya el cielo estaba despejado, pero podíamos apreciar que en Talamolle todo estaba oscuro, señal de que muy probablemetne estaba lloviendo. Uf!, nos salvamos por un pelo.
Bajar a Puquina fue fácil, hay un desvío que lleva al pueblo de Santa Rosa, pero decidimos ir directo a Puquina, a toda velocidad, cada uno superando sus propios límites.
LLegamos a Puquina a las 3.20 de la tarde.


De Puquina a Omate se empieza con una larga subida, pero como estábamos frescos y bien comidos, la cosa parecía fácil; además nos veíamos obligados a pedalear despacio porque la naturaleza nos llamaba a contemplarla.
Camino a Omate hay un desvío (hacia la derecha) que lleva directo a Coalaque, pero decidimos continuar por el camino que aunque es más largo, nos permitía seguir disfrutando del paisaje, y al final también termina pasando por Coalaque luego de una bajada espectacular. Bajas con un "nido" en la garganta porque hay algunas curvas ciegas (porque previamente no has podido ver si vienen carros o no) y tienes que tener cuidado de no encontrarte intempestivamente con un carro porque terminas comiendo fierro.
Fue en esta parte de nuestra aventura que literalmente hemos pedaleado entre las nubes. Cuando salimos de Omate vimos que las cumbres de los cerros estaban cubiertos de nubes, no se nos ocurrió pensar que íbamos a psar por allí hasta que llegamos... y fue inolvidable, es algo que no podremos olvidar. Delante nuestro teníamos el camino cubierto de nubes y a nuestras espaldas, veíamos una parte de los cerros resplandecientes de sol, un contraste....
Como todos sabemos, después de toda subida, hay una bajada y en nuestros velocímetros llegaron a marcar 51 Km. por hora. Entramos a Omate, a la Plaza, más o menos a la 1.30 pm.


Para ir a Moquegua... era un cuento. Por la experiencia anterior de un compañero, sabíamos que salir de Omate con destino a Moquegua es muy pesado y lento, porque te encuentras con una trocha en mal estado, descuidada y sobre todo una subida muy pero muy larga, que te toma una 4 horas terminarla.
Decidimos contratar una movilidad que nos sacara de esta parte para ganar tiempo y llegar a Moquegua lo más temprnao posible. En la anterior ocasión el compañero nos contó que llegó a Moquegua pasadas las 5 de la tarde y esto queríamos evitar.
El chofer de la movilidad nos contó que conocía un corte que nos llevaría en una hora a Moquegua. que empezaba con una subida pero que depués todo era bajadita. Luego al llegar a la Panamericana nos encontraríamos con otra pequeña subidita y luego una larga bajada para entrar a Moquegua... qué horror...
Como nos habíamos ahorrado toda la subida que implica salir de Omate, decidimos arriesgarnos a conocer otra ruta, pues creíamos tener tiempo suficiente.
La primera subidita... una subida de miércoles, pedregosa y de tierra suelta que en varios momentos nos obligó a caminar, Además, y sobre todo, como estábamos con el cuerpo frío, se nos hizo muy lenta la subida... hasta que agarramos calor y a pedalear....
El "corte" que resultó ser un tremendo "largo" nos llevó a un camino que lleva a la mina "Los Calatos" y a partir de allí, efectivamente, todo era bajada, como 3 horas hemos bajado hasta llegar a la Panamericana. Pero era una bajada que si no pedaleabas la bicicleta apenas avanzaba. La trocha era muy pedregosa, pero el paisaje, aunque desértico, no dejaba de impresionarnos. Parecía los paisajes que alguna vez hemos visto en las películas del oeste, con montañas de exrañas formas.
LLegamos a la panamericana completamente empolvados, las bicicletas sonaban con cada pedaleada, así que nos vimos obligados a hacer una limpieza del sistema de tracción para poder continuar.
Ya en la pista empezamos a subir la "subidita chiquita" que nos dijo el chofer... Nos pareció una larga subida, cansada subida, sólo nos motivaba saber que faltaba poco para sentarnos a comer y beber y que luego al llegar a la cumbre encontraríamos la larga bajada que nos dijo el chofer. Qué bajada!!! un fuerte viento en contra nos impedía bajar rápidamente. Nuestros velocímetros apenas marcaban 24 ó 25 Km. por hora y en ese tipo de bajada deberíamos estar a más de 40, pero el viento....
Luego de pasar el peaje y llegar al desvío que lleva a Ilo.... miércoles... otra subida.... Terminamos con nuestro cuerpo y nuestro espíritu en subida.
Los relojes marcaron las 4.30 pm cuando oficialmente entramos a Moquegua. No ahorramos nada, descubrimos que más rápido era ir por el camino normal, pero ni modo, no era tiempo de lamentaciones, lo disfrutado estaba disfrutado, habíamos llegado a Moquegua. Lo que nos ahorramos en esa subida al salir de Omate, lo perdimos al dar una gran vuelta.
Buscamos un bus que nos trajera a Arequipa y a las 5 de la tarde estábamos saliendo de Moquegua, con la promesa de volver a hacer la ruta, pero siempre con nuevos retos, continuar hasta Arica.....



A continuación el relato comentado por Héctor Ballón.

DIA 1 RESERVORIO GUARDIA CIVIL - PUQUINA = 65KM
Dimos inicio a la travesía a las 6:50am, en Characato hicimos una pequeña parada para comprar pilas pues Jesús estaba proporcionando radios de comunicación. Desde ahí el recorrido transcurrió sin ninguna parada mas, recuerdo que salíamos de Mollebaya a las 7:50am desde ahí toda la subida la hice con el plato pequeño y los 3 últimos piñones lo que me proporcionaba una velocidad promedio de 7km por hora con 5kg de peso en las alforjas es decir a un ritmo muy conservador pues recién iniciábamos la jornada.

Llegamos al cruce de Pocsi a las 9:15am ahí se tomó la decisión de seguir por Polobaya. Esta decisión se tomó en base al paisaje, el cual efectivamente resultó ser insuperable. Fue ahí donde el grupo se redujo a los que teníamos tiempo para toda la travesía.

En la bajada por radio supimos que Jaime había mordido su llanta trasera y casi pierde el control en una curva, mientras lo esperábamos sentíamos un viento helado presagio de lo que vendría después, pues después de pasar la plaza de Polobaya comenzó a nublarse y cada vez hacía más frio y a lo lejos se divisaban las nubes amenazadoras y no podíamos avanzar muy rápido pues el terreno estaba un poco barroso y no nos quedaba más remedio que avanzar lentamente y a ratos empujar las bicis.

Al llegar al cruce todavía divisábamos a lo lejos parte del embalse de agua y empezamos a abrigarnos pues ya empezaba a hacer frio, y tuvimos que apurarnos pues sentíamos truenos, pero felizmente pronto descubrimos que la lluvia se iba alejando.

Llegamos a Talamolle a la 1:30pm (a partir de ahí estaríamos en el departamento de Moquegua), la subida se hizo más fácil de lo programado pues estaba bastante fresco. Cuando llegamos a Puquina estaba nublado pero daba igual cuantas veces lo hayamos visto, el paisaje de andenes es bellísimo!!! Nos detuvimos en el pórtico que nos daba la bienvenida a Puquina pues Vito había pinchado. Poco después casi al entrar a Puquina una señora de la municipalidad nos tomo fotos y un video pues quería ponerlo en la página WEB de Puquina, y se ofreció a hacernos reservaciones en Omate.

DIA 2 - PUQUINA- OMATE = 55km
Muy temprano a las 5:15 Pedro se encargo de despertarnos, queríamos partir antes de Las 6:30 pero la señora a quien habíamos encargado los desayunos se demoro casi 1 hora en tener listo nuestro desayuno. Seguía nublado y cuando partimos la larga subida se hacía bastante llevadera pues no había nada de sol pero cada vez hacía más frio al final empezamos a pedalear en medio de las nubes.

El trayecto de Puquina a Omate se puede resumir como un serpentín de subidas y pequeñas bajadas por casi 30 km hasta llegar al pueblo de Amata desde ahí todo es pura bajada al final de la bajada se encuentra el pueblo de Coalaque. Llegamos a Omate y nos enteramos que Pedro y Jaime acababan de ser entrevistados por el canal de ¿¿¿televisión de Omate???

Toda la tarde la invertimos en recorrer el pueblo y observar como el pueblo entero se dedica al armado de las POZAS que son gigantescos altares de unos 4 pisos de altura, mas tarde cuando ya estábamos medio dormidos, paso la procesión la cual divisamos desde las ventanas del hotel y luego cuando ya dormíamos a las 2am nuevamente una banda de músicos seguía recorriendo las calles.

DIA 3 OMATE- MOQUEGUA (Carro unos 80 km, bicicleta = 60 km)
Nuevamente el grupo se reducía pues Walter y el Cóndor optaron por regresarse pues tenían menesteres domésticos que cumplir.

Nos levantamos muy temprano para esperar nuestro desayuno y luego nos dedicamos a desarmar las bicis realmente fue un reto conseguir que nuestro equipaje y las bicis desarmadas entren en la Station Wagon que no tenía parrilla. Gracias a esta Station pudimos avanzar unos 80km. Desde el sitio en que nos dejo solo bastaba armar nuevamente la bicicletas y luego una subida de 10 km y después dejarse llevar por una bajada de casi 40 km pero que nos obligaba a seguir pedaleando pues era una trocha de cascajo en medio de un paisaje que no tiene nada que envidiar al valle de la muerte, al llegar a la pista nos faltaba una larga subida pero comparada con el recorrido anterior ahora parecía como un descanso. Llegamos a Moquegua a las 4:30pm ahí conseguimos un bus que nos trajo a AQP a las 9:30pm.

Saludos
Héctor Ballón

FOTOS PROPORCIONADAS POR LUIS OCHOA






































































FOTOS PROPORCIONADAS POR HECTOR BALLON
















Para comunicarte con nosotros, escribe a: teaminter1984@gmail.com

0 comentarios:

Publicar un comentario