El tiempo

Diciembre 23: El Reto Team Inter

Saludos MTBikers
Después de recuperarme del cansancio del reto de ayer, les estoy escribiendo estas lineas. Para esta vuelta en bici denominado "El Reto Inter" que cada año la realizamos ha habido poca concurrencia de los aguerridos mountains. Talvez por las cercanías de la navidad que cada uno tenía que cumplir con la familia, por el temor a la lluvia, por lo duro de la ruta, la distancia, o por perder el dia entero montado sobre la bici. Sea cual sea que haya sido el motivo de los demas, solo fuimos 7 los que completamos la ruta de 100 km. y alguito de más.

Algunos como yo, esperamos en el grifo de Guardia Civil esperando que aparecieran los que partieron desde el lugar de reunión y hasta que apareció Miguel, Vito, luego los demás aeso de las 07:15 a.m lo cual era TARDE para la distancia que nos esperaba a pedalear. Partimos raudos solo siete a las 07:30 a.m y llegamos a Yarabamba a las 08:30 a.m. No tardamos mucho en el lugar y partimos. A esas horas de la mañana el calor del sol "quemaba" literalmente, nos propusimos que el próximo descanso sería la parte alta de hornillos, la tiendita donde siempre paramos para comer algo, rehidratarnos, cuando vamos a Chapi o en este caso al reto.

Subimos la cuesta de hornillos en medio de una calor sofocante, el sudor (a mi en particular) manaba de mi frente, veía caer al tubo de mi bici, al frente una cuesta al que teniámos que "devorar" metro a metro, el asfalto que quemaba, el sol que mandaba sus rayos hacia tu rostro, era como para decir: ¡Hasta aqui llego! En el horizonte unas nubes negras se dibujaban, parecía que las horas de la tarde iban a ser lluviosas; mientras avanzábamos, volteamos para mirar a los costados de la vía, se ve basura por doquier; materiales como botellas de plásticos, bolsas de plástico, hasta desmontes de construcción que los viajantes que van a Chapi, Polobaya arrojan desde sus vehículos. Asi están las cosas por allí.

La subida la hicimos en hora y medio aproximadamente los 5 que íbamos: Pedro, Miguel, David, Victor y yo. Mientras Vito acompañado por el "padrino" el de la bici Fuji estaban adelante, por lo que ellos habrían hecho en menos tiempo. Llegamos eso de las 10:30 de la mañana a la única tienda que hay camino a Chapi, encontrando a Vito, Juan Carlos, "el padrino" y a otro ciclista. Un breve y merecido descanso, mientras los otros bikers como: Hector, Luis Carlos en su cleta rutera, hacían su arribo al lugar y mientras tanto; el firmamento se cargaba de nubes negras, en especial en las cumbres de los nevados de Pichu-Pichu, el Misti.

Partimos a las 11 y tantos de la mañana, las nubes estaban sobre nosotros tapando el sol, la cual era un alivio, pero el frío a los 3,200 m.s.n.m. se hacía sentir. Partiendo a un kilometro aproximadamente ocurre el primer percance mecánico, nuestro amigo apodado "el padrino" al cambiar de la corona media al plato grande, la cadena se atascó entre el desviador delantero con los dientes del plato grande. Recurrimos rápidamente a las herremientas como es la tronchacadena, para sacar un eslabón para así liberar la cadena. Mientras llegaba nuestro amigo Edson con otros dos ciclistas. Terminada la operación mecánica ponemos en "fa" la cleta otra vez lista para la acción, haciendo un tiempo de unos 15 minutos.

Del lugar se regresaron Edson con los dos bikers, mientras nosotros reanudamos otra vez la marcha y entre tantanto los 7 que estaban adelante, posiblemente ya habrían llegado al comienzo de las siete vueltas. Efectivamente, cuando llegamos al desvío de la pista que va a Chapi y la antigua carretera a Polobaya, el grupo ya estaban partiendo. La denominada "siete vueltas" estaba super pedaleable, mejor que las anteriores años, debido a que las lluvias de este año que fueron copiosas, que dejaron "lavadita" la vía en algunas partes.

Despues de darnos el goce pedaleando la pequeña cuesta, llegamos a la cumbre donde nos damos un pequeño descansillo, mientras esperamos a los demás. Juan Carlos (juanca) llega con mala noticia para consigo mismo: resulta que la biela izquierda de su bici se salió al dar una pedaleada al terminar la cumbre ¡Que piña! juanca... ¿Qué pasó?... No se sabe, al parecer el tornillo sujetador de la biela se cayó en el camino, el mecánico se olvidó de poner dicho accesorio, lo colocó y no lo sujetó debidamente y si fuera así; es como para colgarlo de las "boloñas"... jajajaja... al que hizo el mantenimiento su bici. No quedó mas que decirle a nuestro amigo "juanca" que se regrese, porque asi no podía seguir, porque el camino era dificultoso. Bueno Juan Carlos, sabemos que estuviste con los ánimo en alto para hacer esta ruta. Para otra vez será.

Hasta allí llegamos 9 bikers, menos Juan Carlos; quedamos 8 quienes seguimos adelante y como siempre al llegar a la bajada que va a Polobaya el camino se bifurca en dos: algunos se fueron por la derecha, mientras otros por la izquierda, que ambos caminos llegan a juntarse en una pequeña quebrada. Mas abajo camino por la quebrada cuando todos pasaron, pero faltaban dos: David y Héctor esperamos por unos buenos minutos, con "el padrino" ¡Por fin aparece Héctor! A quien preguntamos sobre David y nos dice que había pinchado la llanta de su bici a unos 300 metros. Esperamos, pero al ver que no aparecía regresamos para darle una mano, cuando llegamos, David ya había terminado de reparar su neumático.

Bajamos la quebrada cuando llegamos a la carretera que conecta con la pista de Chapi, encontramos una inmensa via lista posiblemente para ser asfaltada, conforme que avanzamos encontramos pequeños desvíos, pequeños puentes pluviales que se estan haciendo, cerros "jironeados" a las espaldas de Polobaya. Atrás quedó esa zona tranquila al que uno estaba habituado cuando iba por esos lares, ahora hay vehículos van, vienen y será peor cuando lo asfalten. Llegamos al desvío que va de Polobaya a Pocsi, Omate, totalmente cambiada la carretera, lo que antes era caminitos de herradura, hoy convertido en vía lista para ser "sembrada" de asfalto.

Eran las 13 horas cuando llegamos al desvío, es cuando sufrí un bajón: estaba sudando frio, no quería seguir pedaleando, y cuando eso me sucede es signo que debo comer algo y asi que me despedí de David y "el padrino" porque mas adelante iba Héctor y les dije que siguieran a él, que conoce el camino, porque yo tenia que irme hacia Arequipa desde allí. Seguí el camino hacia Polobaya para saciar mi hambre, llego al pueblo en donde toda la población estaba en un local reunido por motivos de agasajo a los niños del lugar y aledaños. En la tienda había poco que comer, pero saciado mi hambre pensé por donde ir, yendo directo llego rápido, pero es algo esforzado la cuesta, por Pocsi es poco más lejos, menos esfuezo y opté por el segundo.

Salí de Polobaya rápido, llego al puente del rio que baja de la represa de Uzuña, que estaba semi destruida, más abajo habían provisionado un pequeño paso para pasar el rio. Subo la cuesta para llegar a la planicie donde encuentro un campamento de obras, en su interior maquinarias, con las que estan haciendo los trabajos. Esa planicie seguramente de aqui a un tiempo se convertirá en morada de muchos pobladores cuando se concrete la obra asfaltada. Inmensos pedrones en medio de la via dificultaban el paso, cuando veo al grupo pedaleando tranquilos, ya más adelante me entero que alguien del grupo había pinchado su cámara, por lo que se habian demorado un buen rato para cambiar tal accesorio.

Los alcanzo a los 7 bikers, el tiempo era propicio, el clima nublado, templado, las nubes eran negras, pero no amenazaba la lluvia y no está lluviendo por esos parajes, apenas algunas garúas. Llegamos al desvío de la carretera que va a Omate, desde allí la via está un tanto maltratada. En la bajada del desvio que va a Pocsi, antes de llegar al puente otro incidente: David por segunda vez "muerde" su cámara, la cual la reparamos rápido, mientras el grupo nos esperaba en la parte alta de la banda. Desde allí llegamos al desvío a Piaca, de donde nuestro amigo Victor el de la bici de aro 29" decide bajar por Pocsi y por lo tanto quedamos 7.

Rápidamente partimos hacia Piaca, eran unos minutos pasadas las 2 de la tarde cuando calculamos que en Tuctumpaya estaríamos a las 15:30 aproximadamente y acertamos pues. La carretera bien cuidadita hacia Piaca animaba imprimir velocidad en las cortas bajadas. Llegamos al desvio del poblado de Piaca, Vito que estaba adelante con Miguel se fue de largo hasta Tuctumpaya, mientras los demás entramos a la tienda para comprar algo para comer. Una señora del lugar preparaba los ricos picarones, al parecer algunos degustaron el rico platillo; en especial nuestro amigo David quien se proveó para el camino.

Despues de saciar el hambre que traíamos con soculentos bocadillos, proseguimos el pedaleo hacia el próximo poblado: Tuctumpaya. Eran 4 km. de cuesta arriba de duro pedaleo, superar 4 pequeñas cuestas duras hasta llegar al pueblo y es que es en este tramo de ruta, los acalambramientos son ya clásicos para los bikers; asi que a rezar para que a uno no le dé la garrotera a las piernas y muslos. Avanzamos dándole duro a los peadales, mientras los pobladores se disponían "recogerse" de sus chacras con sus animales a sus casas y a nuestro frente estaba el Pichu-Pichu cargado de negras nubes, parecía que en cualquier momento iba llover. En el camino encontramos un hato de toretes, Pedro, y el "padrino" estaban adelante quienes tenian que desmontar de sus cletas y subir empujando.

Llegamos por fin a Tuctumpaya a las 15: 30, Vito que posiblemente había llegado unos 20 minutos antes que nosotros nos estaba esperando. Unos minutos de descanso, cuando Miguel "el pálida" no llegaba pensamos que tomó el corte que queda uno 500 m. más abajo. Rajamos de él que esperamos que le haya zumbado los dos oidos... Jejejejeje. En eso se producen las primeras gotas de lluvia. ¡A sacar presurosos! los impermeables, ponchos, cortavientos. Partimos en medio de una pequeña garúa de lluvia, (como diría "el pepa" ¡es solo lluvia mistimanchachi!), acompañado de unos cuantos truenillos. Esa garuilla nos acompañaría hasta el control policial de Chiguata donde nos reagrupamos, donde se nos pierde el "pálida", ni pe...dal de él se vió, donde Héctor revienta su cámara trasera a unos 7 metros de nosotros ¡ Que suerte tuvo! Nuestro amigo "herector" al pinchar su cámara llegando y no en plena bajada.

Entre broma y broma por lo de su bombona de Hétor, le solucionamos el problema y Pedrito la achuntó diciendo: que era un reventón de parche, la que sufrió la cámara de la bici de Hector y fue así. ¡Que tal pepa se anotó "el pepa" ¿Eh?... jajajajajaja. Hasta eso la garuilla ya habia pasado, y otra vez rumbo a la ciudad. El reto Inter, con 110 Km de recorrido, lo hicimos solo ¡7! bikers, hubo buena convocatoria, pero asi; nos hemos divertido en esta ruta que es la más dura del calendario... ¿? ... Tuvimos 5 percances mecánicos incluyendo la de Juan Carlos. Por lo de nuestro amigo Victor, en el próximo reto: ¡La tienes que hacerla! ... Prepárate nomás, avisanos ¿Cómo llegaste? Esperamos mas que bien y amigo ¿"juanca"? ¿Cómo llegaste tu tambien? Avisen... avisen...

Saludos.
Felix


En Characato, a la altura del Observatorio

Frente a la tienda de Hornillos


Al frente de esta cruz se encuentra el desvío al cerro "Siete Vueltas" por donde tomamos la trocha que nos llevará a Polobaya





Miguel y Pedro en Mosopuquio



Juan Carlos "el Padrino"

Calle de Mosopuquio



Para comunicaret con nosotros, escribe a: teaminter1984@gmail.com

0 comentarios:

Publicar un comentario