Vuelta a los pueblitos 2016

Slider de Imágenes Z Blogger Hecho con JavaScript Aquí puedes poner el texto que quieras http://zblogger.blogspot.com

Enero 13: Characato - Yanayaco - Characato

Saludos MTBikers:
Disculpen la demora para hacer algunos comentarios de la ruta del Domingo:.... ¡¡¡13...!!! La ruta del Domingo 13 ha sido corta, emocionante, con caídas, e "intento de asalto" en precios en un restaurante campestre de Characato.

Salimos unos 30 mountains dispuestos a recorrer algunos kilómetros para deshacernos del estrés de la semana, para renovarnos con nuevos aires aunque sea por unas horas. Nos juntamos, como siempre lo hacemos en el grifo de Guardia Civil, quienes vivimos en el Sur y Este de la ciudad para esperar a los que salen de nuestro punto de partida ya clásica: de las puertas del Club Internacional. Partimos raudos eso de las 09: a. m y tantos y el tránsito vehicular ya era como siempre un pandemonium especialmente en esa estrecha avenida Colón, el tramo para llegar al distrito de Sabandía, su única calle angosta principal... ¡Ufff!... ¡De doble vía! Una calle que estuvo diseñada en el antaño solo (antes que llegara el transporte motorizado), para acémilas, ganado y personas. Hoy es un dolor de cabeza para los mismos conductores, pasajeros de esos transportes con motor, para los pobladores del lugar y, por qué no para los bikers que salimos de una ciudad contaminada para respirar algo de aire fresco.

Metimos fibra, pedal a fondo como perseguidos por el mismo don sata hasta llegar al distrito de Characato, en donde descansamos un buen rato para esperar a los rezagados que llegan paulatinamente -yo era uno de ellos- producto de una pequeña juerguilla de la noche anterior - por mi cumple anticipado pues- .... jejejejeje. En la plaza que lucía algo vacío a esas horas de la mañana, bajo los añejas palmas, los ciclistas departían alegremente tertulias, otros comían sus bocadillos preferidos, algunos se rehidrataban de la mejor manera que podían, porque a esas horas hacia una calor sofocante, otros descansaban después de haber pedaleado hasta allí y, en fin, todos queríamos que la mañana no se pasase.

Partimos de la plaza de Characato rumbo al corte que está antes de llegar al puente de Mollebaya, en donde encontramos a varios bikers que ya haban llegado y nos estaban esperando en la cima de la pequeña cuesta. Algunos probamos allí nuestras habilidades de ascenso en bici en esa pequeña cuesta de unos 30 metros, pero como todos queríamos hacerlo en tropel, pues; no lo logramos. Y entre bromas y bromas observamos como los demás tampoco podían subir o sencillamente subían empujando sus cletas para no hacer esfuerzo. De hecho este lugar se llama "Ccaccapata" que significa: en la cima del acantilado o de una gran roca.

Avanzamos por un sendero aún en su estado natural, unos 300 metros para llegar a una vía asfaltada. A unos cuantos metros más adelante la vía se bifurca, uno que llega directo al balneario del ojo del milagro y otro que va por Buena Vista, Yanayaco también para llegar a dicho recinto. Nosotros tomamos la pista que va Yanayaco, pasando por Buena vista; una pequeña planicie de campiña verde, en donde un jamelgo nos recibe con su característico relincho. La vista desde allí es acogedora, la tranquilidad aun reina por estos lares, pero será seguramente por poco tiempo, porque el llamado desarrollo está llegando de manera rápida y con ello la "siembra" de cemento y ladrillo está a la vuelta de la esquina y el encanto de siglos de verdor, irrigado por las aguas de ese manantial llamado: ojo del milagro se habrá perdido para siempre.

Yanayaco, que en el idioma nativo significa "agua negra" es un poblado de unas 30 a 40 casas (hasta ahora), posiblemente empezará a crecer en los próximos años. Pasamos de largo dicho poblado, para luego detenernos en las inmediaciones de un estadio de futbol y un riachuelo seco para esperar a los demás. Al observar a ambos costados de la pista se puede ver que están empezando las construcciones de viviendas, lo que antes eran corrales de ganado. Al fondo se mira un camino que sube una cuesta, para luego perderse en la cima, ese camino alguna vez la hicimos. Todo era subida, pedregoso, zanjas por aquí y allá por lo que muchos que fueron a esa ruta mascullaban con mal humor mi pobre nombre. Subida, cuesta tras cuesta que no se acababan ¿Se acuerdan? Les expliqué que no era el camino por allí, sino por otro lado.

Luego de pedalear por la pista, continuamos por camino trocha hasta llegar al comienzo de la rinconada. Allí estuvimos a las once de la mañana aproximadamente, lo cual era temprano para venirse de regreso; por tanto decidimos subir unos 3 km. más al fondo. Mientras algunos bikers decidieron quedarse, regresarse o seguir adelante,... pues ... ¡Seguimos adelante! Avanzamos por un camino ancho, para luego llegar a lecho de un rio seco en donde esperamos a los demás que iban llegando. Unas fotos de rigor, luego seguimos por un caminito hasta llegar otra vez al lecho del mismo río seco, pero más arriba en donde Gerald y Elber se subieron para tomarse unas fotos a una roca que estaba sobre otra roca. No sé cómo han subido ellos a tal roca, pero yo con tantos años yendo nunca he podido hacerlo.

Llegamos a ese lugar 13 cleteros en un dia Domingo 13, algunos que nos seguían se regresaron, por más que les silbamos para que continúen pero nada. De regreso nuestro amigo Pedro quería estar adelante, así que le dimos la posta y se mandó "forrado" y del "pepa" ni un ped...al...jajajajaja. Al parecer a nuestro amigo Pedrito le está llegando su segunda juventud, mientras a algunos jóvenes (aún) nos está llegando la vejez. Gonzalo que estaba sin casco, él venía delante mío cuando se sale del camino, pero supo dominarlo la bici y más adelante venía Jaime que se da su primera caída -según él- por culpa de una piedra, unos 100 metros más adelante otra caída menos mal sin mayores consecuencias, sólo el orgullo herido y el trasero adolorido. Bueno esto es por algo de falta de técnica para bajar, conocimiento del terreno, duda al último instante o exceso de confianza -a mi- me pasa lo último por lo que soy algo "quedado" en los descensos.

Así llegamos hasta donde los demás se quedaron, algunos ya no estaban. En un pequeño tramo hicimos un "corte" por lo que no vimos el accidente de Vannesa, cuando llegan al lugar donde estuvimos nos percatamos que la muñeca de la mano izquierda, una parte entre el dedo pulgar e índice estaban hinchadas, noté que estaba algo temblorosa; pero la herida de la rodilla no nos percatamos. Ella estoicamente aguantaba el dolor, se veía en su expresión. Menos mal que el lugar de la caída era en terreno plano y no en una bajada, aunque ese tipo de caídas duelen más. Le indicamos que se fueran directo hasta Characato por el camino más fácil, porque nosotros nos íbamos por el ojo del milagro lo cual era más lejos y un tanto tortuoso el camino.

Nos encontramos en la plaza de Characato una buena cantidad de ciclistas, entre ellos estaba por supuesto Jorge y Vanessa y así que nos disponemos a ir a tomarnos unas negritas y comer algo al restaurante. Llegamos, estacionamos nuestras bicis como pudimos, juntamos las mesas redondas, las sombrillas que pesaban un montón, los encargados nos presentan la carta de comidas y bebidas.... ¡¡Oh sorpresa!! para nuestros bolsillos: las negritas... ¡8 luquitas!, choclito con queso... ¡9 luquillas! era para caerse de cerebro, por lo que abandonamos más rápido que inmediatamente el local.

Terminamos en el "Iraní" nomás, pues, de la calle colon, había poca gente allí y ahí es donde le ponemos el apodo a nuestra amiga Vanessa como: "virgen de las caídas", pues en este día de su primera salida había tenido 6. Así de rápido son estos muchachos para concederle un apodo a uno.

Alli nos tomamos unas negritas de rigor, que también estaban igual el precio y así que ni hablar pues.

Saludos.
Felix

LOS VIDEOS QUE MOSTRAMOS A CONTINUACION SON POR GENTILEZA DE NUESTRO AMIGO Y COMPAÑERO VICTOR BERNEDO.



















Para comunicarte con nosotros escribe a: teaminter1984@gmail.com

0 comentarios:

Publicar un comentario