El tiempo

Marzo 8 - Arbolitos

Crónica de Felix Arotaype:
Saludos MTBikers:
La ruta estuvo animado con una buena cantidad de ciclistas que se congregó en nuestro sitio de salidas dominicales, en un dia que prometía ser agradable para padelear a las faldas del volcán Misti, mas específicamente al sitio deniminado: "los arbolitos" que está ubicado al Nor-Este de la ciudad, a unos 3800 m.s.n.m y unos tan solo 14 km desde el corazón de Arequipa. Esta ruta es esperado año tras año, especialmnte en esta época donde la naturaleza cobra vida con el verdor de su paisaje, con el imponente Misti, Chacahani, el Pichu-pichu cubiertas de nieve etc. etc. Para llegar a este lugar en bicicleta, hay dos formas : uno por un camino largo y una que corta.
Eran las 8:30 am cuando llego, la hora pactada para salir era media hora antes, por lo que pensé que era tarde, pero encuentro en el lugar a unos 10 bikers. La mañana era fresca, había amanecida nublado, las nubes negras matutinas rodeaban dese la mitad hasta los picachos los tres volcanes tutelares, por lo que no se veían la cantidad de nieve, el sol de rato en rato se ocultaba, aparecía y los habitantes de la ciudad se disponían a sus quehaceres dominicales. Saludos previos con los que serán compañeros en esta pequeña pero dura ruta. Casi al terminar de los saludos: ¡Oh sorpresa! me encuentro con un "viejo" amigo de salidas en cleta. Era William, un biker de allá de la época dorada del ciclismo de competición de montaña MTB, nos conocimos hace mas de 20 años. El dejó un tanto la bicla, mientras yo he seguido en el "oficio" de seguir dando y dando curso a los pedales a mi ritmo. El encuentro ha sido efusivo. Mientras platicamos, le pregunto por un amigo con quien siempre salían juntos a pealear, que se llamaba Enrique y la respuesta fue seco: ¡Ahí está pues Enrique!... ¡Pucha que sorpresa!... ¿Eres Enrique?... ¡Cómo no te pude reconocer! es que había subido algo de peso aquel muchachito que había conocido cuando tenía 12 o 13 años, que siempre le gustaba participar en las competencias y ganarlas. Los dos amigos eran inseparables y esa amistad dura hasta hoy. Las competencias se realizaban en los 90`s "por quitame esta paja"
Mientras iban llegando los demas, el número de ciclistas aumentaba. Las compañeras ciclistas no podían faltar en esta ruta, Grenny, Andrea, Mayrene, Maritza a quienes le damos un abarazo de "oso" por su día (el Día Internacional de la Mujer) Como sabemos, nuestro coordinador el buen Pedrito, está en búsquerda del guau (perro) que lo mordió, no sé talvez, para darle "vuelta" ...Jajajajajajaa. Entonces la espera era al segundo "men" del Team: Jaime, mas conocido como "colibrí" como ya estaba él, reunió al grupo para dar la bienvenida a los nuevos, dar algunas indicaciones respecto a la ruta. Partimos, porque la gentita ya estaba deseoso(as) por derramar unas gotas de sudor, "sufrimiento" y adrenalina. Eramos cercanos a los 40 almas cuando iniciamos la partida. Un buen número. Nos vamos por el camino de trocha que va chilina, por medio de las chacras que aún quedan hasta la tienda de las papitas, que es la única tienda en ese paraje. Los primeros que llegaron, ya nos estaban esperando en el lugar que está ubicado a las orillas del rio Chili que arrastra aguas turbias en cantidad mínima, rara en esta época de lluvias.
Ya todos habían llegado, el número de bikers había aumentado. Los muchachos de Las Aguilas tambien estuvieron, algunos nos acompañaron hasta los arbolitos. Allí estaban las primeras víctimas de los pinchazos a los neumáticos, es que pasamos por una zona donde habían tallos de rosas cortadas regadas en el camino, la primera en ser era nuestro amigo Alonso, quien afanosamente trataba de cambiar su cámara. Mientras los menos fuertes partieron raudos, unos metros mas allá otro que tambien sufría el bajón del aire de su neumático, la arreglamos rápidamente y algunos metros mas adelante Percy había corrido la misma suerte. Trataba de arreglar el problema, pero me dijo hasta allí había llegado y de allí se regresaba a casa. Dejé en sus "penurias" a nuestro buen amigo conocido como "potter" y proseguí el camino. En eso la temperatura ya se elevaba, los rayos del sol caían a plomo, mientras las ruedas de nuetras bicis redaban en el asfalto caliente y nosotros derramando sudor, perdiendo preciados electrolitos de nuestro organismo.
Yo era uno de los últimos en llegar a la zona de la gradas, que etá ubicado en la cabecera de la urbanización Independencia, donde el grupo nos estaban esperando. Cansado, sin aliento momentaneo, pero con ganas de seguir llego al lugar, en donde un ciclista estaba en plena faena en sus neumáticos. Jaime, Alonso, Roberto entre otros que se había quedado atras, no aparecían, esperamos, mientras el grupo partía y a seguirlos nomas pues. Edward, Almendra y una ciclista que no tengo el honor d conocerla, tambien se integraban al grupo. Haciendo un esfuerzo llegamos a la zona alta del Distrito de A.S.A, atrás dejamos poco a poco la zona urbana, las laderas que eran alguna vez prístinos, empiezan a cambiar de "rubro"de arena,cemento y ladrillo. Una carretera trocha nos guía hasta cierta parte, el paisaje se torna algo atrayente por el verdor de las pampas. lomas y quebradas. La mayoría de mountains están adelante, algunos están atras. Doy una última mirada, veo a 3 o 4 ciclistas subir por la ruta larga o sea por la margen derecha.
La gran quebrada se abre formando un acantilado por ambos lados, por ella no discurre agua, solo cuando llueve fuerte arrastrando lodos piedras, que se va formando en grava, luego en arena, la cual se va quedando como sedimento, la cual es codiciado por los areneros, quienes han hecho esa carretera para sacar ese material preciado de construcción convertida en arena, arena fina, cascajo entre otros. Conforme que vamos subiendo, la carretera se desvía hacia la derecha, pero nosootros vamos de frente, esta vez por un camino que utilizan los que hacen el ascenso al Misti que va va por encima del acantilado. Llegamos a una planicie en medio de un sol quemante, desde allí el pedaleo se hace agradable, la tierra volcánica está asentada por lo que es facil dar rienda suelta a los pedales. Adelante unos un par de kilometros está el final del camino, se ve apenas entre la bruma que la alta temperatura que se levanta a esas horas de a mañana, mas arriba están los árbolitos y mucho mas arriba está el imponente volcan Misti rodeado de nubes.
Pedalear en medio esa calor se hace dificil, el vaho que se levanta del suelo húmedo con el calor del sol "quema" por la parte baja. La ciclista nueva, que no tenogo el honor de conocerlo -repito- iba pasando a 1..2..3...4... mas. ¡Qué tal punche! Mientras yo, tuve que quitarme las bermudas, para pedalear mas fresco con la pantaloneta. Terminaba la pequeña pampita, para dar pàso a una subida de unos 600 metros, donde ya la mayor parte que estuvimos atras. tuvimos que desmontar e ir empujando la cleta, hasta la biker que se había vacilado pasandonos, tambien tuvo que bajarse de la bici...Jajajaáá. Llegamos al final del camino, osea donde nos esperaban el grupazo, a los que le voy a llamar -por esta vez- "rapid rabbits" y nuestra amiga Grenny nos recibía con unas tomas fotográficas, para ello eso sí, teníamos que estar sobre la cleta. "o`sa looko", montado sobre la bici.
Algunos ya subían a pie hasta los arbolitos, ni corto ni perezoso, tambien me animo a seguirlos. Apenas empiezo a subir,¡Uff!... ¡Qué subidota!... ¡Pucha caraj...!... No en vano pasan los años, hace algunos años atrás, lo hacía casi corriendo. A la mitad del ascenso llego a alcanzar a Andrea y otro biker, cuando nos cruzamos un varón que bajaba cargado de arbustos verdes, le preguntamos para que servían dichos arbustos, nos contesta que es para pagar a la tierra, por el nombre del arbusto, me olvidé. hacemos un alto, el biker que subía con Andrea, saca de su mochila unos sabrosos platanitos, que me cayó a pelo y con ello a seguir subiendo. Llegamos a la cima, a las 11:45 a.m aproximadamente, lo primero que nos "recibió" era la basura, botellas, bolsas de plástico, latas de conservas entre otras desperdicios, los de mas ya recorrían por aquí por allá la planicie donde estaban los arboles de eucalipto en su mayoría. Nos unimos al grupo, allí estaban las bravas bikers damas: Maritza, la nueva, se integraban Andrea, luego inesperadamente llegaba Almendra, toda cansada ella. Mientras los otros bikers, recordaban su niñez, otros se creían tarzanes cholos trepandose a un árbol de molle.
Nos juntamos todos, aunque sea en medios de los desperdicios de plásticos, las fotitos de rigor. Nos despedimos de aquellos arbolitos mentalmente(procurando volver otra vez), que están en ese páramo seco a unos 3800 m de altura, tres de ellos ya secos, osea muertos, no sabemos es por la acción del Hombre o la Naturaleza. Mientras tanto nuestro amigo Miguel " el palidillas" buscaba junto a otro biker, el arbusto de la "muña" pues él, no cree que haya ese arbusto de la muña en esos parajes. Yo sé que hay.Jejejejeje. El descenso ha sido rápido, el cansancio el aburrimeinto ya cundía en los otros bikers que no nhabían subido, asi que, nos disponemos a bajar. Unas advertencias, una recomendaciónes breves a los nuevos al momento de bajar, porque una mala maniobra en pleno descenso en bicla.... ¡Eres historia!. La bajada fue excitante como siempre, la cleta se va "solita" en efecto encontramos unas ¡Auch!!... frenadas bruscas especialmente en los dos badenes que terminan en un acantilado.
Todo el "mundo" bajo, en el orizonte desaparecieron, me quedé solo, sabía que algunos faltaban bajar, pero no se les divisaba. ¡Qué raro!... Esperé unos minutos, al ver que no aparecían, pensando talvez qestaban adelante proseguí tambien a bajar. En el camino encuentro a Alonso que bajaba despacio y mas abajo ya en la zona urbana, a Hector. Al fin encontramos al grupo esperando al costado de un estadio en Urb. Independencia, pero no estaban con ellos Jaime, Rafa, solo ellos faltaban o alguien mas ??? No sabíamos. Esperamos un buen rato, hasta que un nutrido grupo decidió adelantarse y esperarnos en la tienda de las papitas. Mientras Dante, Yo, Roberto, Alonso, Blady, Walter, Fernando nos quedamos. Tratamos de localizar a Jaime por teléfono celular, nada. ¡Pensamos lo peor!... ¡Algo debe haberlos sucedido! De tanta espera Dante tambien, se despidió y se marchó. Nuestro amigo Roberto tenía en numero de fono de Rafa, hizo la llamada...¡Oh!... ¡Porfin contestó Rafita! Dijo quie ya estaban bajando, llegando ya a la población... Hasta que escuchamos: ¡¡ahhh!!... Algo inaudible. ¡Pucha!... ¡Rafa ya se sacó la mie.... michi!... Pues a esperar no mas, ya están cerca.
Al rato llegan Jaime, Rafa, con dos chicos mas,uno de ellos era Abel, quien tuvo percance con sus dos frenos de disco en plena bajada, según nuestro amigo "colibrí" Abel tuvo que "tirarse" hacia los arbustos paar no sacarse la mie...michi, porque sus freno no frenaban!!! Cóm habrán logrado hacer el descenso,pero llegaron. En efecto, las pastillas de los frenos de disco de la bici de Abel, estaban supergastados y por ende ya no frenaban. Bueno, diosito es ciclista, para que nuestro amigo Abel esté hoy bien(no digo vivito) y coleando. Ahora bien, bajarse toda la Urb. Independencia montado en bici sin frenos, es un dilema. Menos mal que nuestro buen amigo Blady estaba con su Station Wagon, quien le dió una "jaladita" hasta la casa de nuestro amigo Alonso cercanos ya al puente chilina, en donde Yo y Abel nos despedimos de Alonso,Jaime, Rafa, Fernando, Blady, Roberto y Walter.
Fue una ruta bonita, interesante digno de repertirla, por la ruta larga en otra ocasión, pero eso sí; unos dos horas antes de lo acostumbrado.
SALUDOS.
FELIX.