Vuelta a los pueblitos 2016

Slider de Imágenes Z Blogger Hecho con JavaScript Aquí puedes poner el texto que quieras http://zblogger.blogspot.com

Vuelta al Chachani - 4 de Junio 2017


.  



 Saludos MTBikers:

El 05 de Junio se celebra el "DIA MUNDIAL MEDIO AMBIENTE" establecido desde 1973 por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). En Team Inter, tratamos de concientar a todos los que nos acompañan en nuestras rutas a no dejar los desperdicios, basura a donde vamos, esto es  por preservar nuestro Medio Ambiente, el Ecosistema de los lugares a donde vamos, gracias a la iniciativa de  los que dirigen este grupo. Algo estamos haciendo por nuestro mundo, que es nuestro único hogar en el inmenso universo desde nuestra pequeña tribuna que es este medio, por un planeta que se degrada cada segundo, minuto, hora, día que pasa por obra y gracia que somos sus habitantes: los Humanos. 
                            Con esta breve introducción, voy a describir esta interesante ruta en bicicleta que solo hacemos una vez al año.
                             Fueron algo de 70 km de distancia recorrida, que pedaleamos a fondo mas de 20 bikers.  
Amanecía, por fin había llegado el momento de pedalear en esas alturas junto a los viejos y nuevos amigos, algunos de ellos que iban por vez primera, algunos por enésima vez, para mí  en cambio era mi segunda vez con el grupo. Pero...¿Porqué vamos en movilidad y no pedaleando? Porque dar una vuelta completa al nevado Chachani, eso si sería una hazaña para cualquier ciclista de montaña. Pues, somos un grupo heterogeneo de amantes de este deporte que es la bicicleta, en donde hay jóvenes que bordean los 20 años, hasta los veteranos que pasan los 60 a mas años, por  lo que las condiciones físicas no son iguales, por lo que todos queremos disfrutar y que mucho mejor todos en grupo y juntos.  Como dije el día "D" había llegado para disfrutar de esa ruta. Ya todo estuvo listo, dos minivanes nos iban a trasladar desde el óvalo Miguel Grau en las inmediaciones del puente del mismo nombre. Los acomodadores estaban que se "jalaban" los cabellos (en sentido figurado pues), para poder posicionar correctamente en cima de los vehículos, amarrarlos con soga para que no se caigan en el camino, las ideas iban, venían de quienes estuvimos observando, mientras los minutos pasaban. Sea como sea se acomodaron las cletas, en fin es camino asfaltado, no creemos que haya problemas y era hora de abordar todos al vehículo.  
                                                   Partimos 15 minutos antes de las 7 de la mañana, me tocó viajar  los 70 km aproximadamente en el asiento preferencial: como copiloto. No soy un buen conversador, pero algo saldrá. Las calles estaban  aún con pocos vehículos, por lo que el avance no era lento, mientras los compañeros en la parte trasera  ya pescaban la mona, en tanto yo, también trataba conciliar el sueño, ya que tuve una mala noche buena, pero no podía contagiar el sopor que sentía en ese momento al conductor. Pasando carros tras carros , ya estuvimos en Yura avanzando por esa estrecha vía que va a Cuzco, Puno, ,Chivay,  tanto en tanto el sol de la mañana reflejaba directamente en nuestros rostros dejándonos por instantes ciegos, pero el conductor se las sabía arreglar. Conforme avanzábamos, íbamos acercándonos a una cortina de neblina que provenían del volcán Sabancaya. Empezaba la conversa poco a poco  con el conductor, me dice que esa cortina que parece neblina es cosa de todos  los días a esas horas de la mañana, también me dice que estuvo conduciendo toda la noche desde Cuzco, que había llegado a las 4 de la mañana, para otra vez agarrar la "caña" otra vez para trasladarnos y allí estábamos. Resulta que este "chofercito de....mal... digo de buena suerte, era paisano mío, cosas de la vida... ¿Eh?... El era del Distrito de Tuti, que antes  era guía de montaña y alguna vez organizó un especie de "avalanche" de ciclistas de montaña desde las faldas del nevado del Apu Mismi hasta Tuti. Mientras charareábamos estábamos en el final del corto viaje, o sea: en la pampa Cañahuas.




                                                                     Eran las 8:40 de la mañana cuando llegamos, el sol ya estaba en lo alto, salir de la cabina en donde estábamos en tanto calentitos, nos era dificil, pero teníamos que hacerlo, en afuera corría un viento frío a pesar que estaba soleado la mañana, ahora a bajar las biclas. Algunas bicicletas llegaron con pequeños raspones muy propias en un viaje y este no era la excepción. Apenas que estuvimos juntos ya todos, las bromas no se hicieron esperar..."si era su primera vez".... con aquellos que hacían esta ruta por primera vez.  Ya afuera todos a preparar cada uno su bicla, unos llevandose de al aboca algunos bocadillo, otros a selfiarse con sus cámaras de fotos, algunos acudiendo al llamado de la naturaleza, en fin cada uno hacía algo en la previa de la ruta.Corría un viento helado a pesar de  que sol estaba ya en lo alto del firmamento, esto hacia algunos acudían a sus cortavientos para amainar el frío al pedalear. La laguna que siempre había agua, estaba seca, algunos pequeños hatos de vicuñas se observan a lo lejos en esa pampa por donde cruza la pista, vía que está mal diseñada por cruzar por medio de una zona de Reserva, en donde mueren cientos de estos animales atropellados cada año por irresponsables   conductores que corren como poseídos y diezmados por los desalmados cazadores furtivos por su fina lana. Es lamentable, pero es la realidad de la diversidad de nuestra  fauna silvestre en esas partes de nuestras serranías








                                                                             Comenzamos el pedaleo por medio de los arbustos llamados "tolas" otra bio diversidad de nuestra flora que está en peligro de extinción, gracias a la industria panificadora, estas tienen una talla de unos 40 cm de altura, crecen junto a los temidas (para llantas de nuestras bicis), espinas garras de gato, unos 300 metros mas adelante estas cambian de tamaño a menos de 20 centímetros, comienzan a aparecer los ichus enanos, la vía está un tanto encalaminado, Mi cleta que tenía horquilla rígida, por lo que mis pobres riñones pagaron el pato. Una parada rápida para reagruparnos, desde allí el pedaleo es constante, muy divertido si uno está  en un "level" hasta que se llega a una pequeña relativamente "cuesta" de tierra suelta que dificulta el ritmo del pedaleo, se ve una larga curva adelante, luego otra, hasta que llegamos a una quebrada hasta llegar a nuestro sitio de descanso habitual. En tanto 5 compañeros  hacen el reto para subir hasta las antenas. Ellos eran Kike, Aldo, Ernesto, que siempre va apuradito, pero esta vez se atrevió desafiar la cuesta y la altura. Con ellos iban 2 bikers mas. Eran cercanos a las doce del día cuando arribamos al sitio.  En ese sitio que es un lecho de un riachuelo pluvial, mas arriba se notaba un picacho del Chachani con poca nieve, soplaba poco viento, era el lugar ideal para darle  "curso" con gusto a nuestros fiambres que cada uno había llevado con tanto esmero, me hizo recordar el sitio donde descansamos en una quebrada en las faldas del Ampato camino a Taya vía Patapampa en Julio del pasado año. Desde allí faltaba poco para llegar al último sitio denominado por nosotros: "el sitio de la boda" " el baile del harlem shake" y esta vez que nombre le pondrán.









                                                      Llegamos al sitio mencionado unos minutos antes de las doce del medio día,  ya todos reunidos allí, comenzó el bailecito, de pronto todos al unísono estaban empezando a contorsionarse, mover las caderas mas o menos como el baile de la culebrítica, el baile no era un tanto con frenesí, pero todos pusieron de alguna manera  su granito de arena. Tanto como comenzó, también acabó y dijeron por ahí que era el baile de el "suavecito", un ritmo que está pegando en el momento. En tanto nuestros amigos que  habían subido  a las antenas, ya deben  haber llegado y disfrutado del lugar. Ya era hora de descender, nuestro maestro y guía Pedrito toma la palabra para dar algunas indicaciones de precaución, cuando de pronto aparecen empujando sus bicis todos exhaustos por el cansancio, eran Enrique, William. Enrique traía una de las llantas de bicicleta baja , por lo que le doy una mano para parchar la cámara, mientras los de mas empezaban el descenso. Quedamos 5 yo era el único que bajaría despacio por tener mi bici horquilla rígida, los de mas eran rápidos por lo que opto adelantarme para bajar despacio y seguro. Iba bajando a mi modo  cuando me pasa rápido, Fernando en su poderosa doble, otros dos iban bajando despacio por las curvas cortas que eran interminables. Mas abajo encuentro a Fernando arreglando su llanta, había sufrido una caída por el reventón de su llanta trasera, por lo que tuvo que frenar con el freno delantero, con la consecuencia que se golpeó el hombro, afortunadamente nada serio. Luego me da alcance William quien  también sufrió  caída.




                                                 Tres íbamos bajando, los pasaba, me pasaban, la carretera estaba en malas condiciones, enormes forados en dos partes, pasamos por tres grandes quebradas que habían sido  arrasados por  aludes de  o huaicos, estos habían sido ya arreglados solo con picos y palas, no sé por quienes,quizá por los que llevan turistas al Chachani. Seguíamos bajando por la serpenteante vía que no podía cuando acabar, un aroma casi embriagante perciben mis glándulas pituitarias, este aroma ya era conocida para mi, son arbustos silvestres que están en proceso de floración en esta época. Simplemente era un deleite para mi fino olfato...Jajajajaa!. Pero de pronto nos topamos con montículos de basura que se apreciaban en una quebrada, eso solo era el comienzo, ya  cercanos al desvío que va a la escuela de la policía, el olor era nauseabundo, habían cantidad de basura, deshechos, en los costados de la carretera. Esto es lamentable, de cómo este lugar que alguna vez era prístino, lo han convertido  en un botadero de basura. La población producidos por las invasiones en la anterior peor época de dos  gestiones del Gobierno Regional de un conocido político ex rector de la UNSA,  está a unos metros mas abajo y el daño ya está consumado en contra del Medio Ambiente de ese lugar. Por fin un alivio para mis riñoncitos, estábamos pedaleando raudos por vía asfaltada, cuando encontramos a Fredy terminado de arreglar la llanta de su bicicleta  y juntos llegamos otra vez  al ciudad despues de haber disfrutado de una excelente ruta, llegamos al sitio donde el grupo nos esperaba, refrescando el paladar con el "néctar de lo dioses", comentando la ruta recorrida y afilando las ganas  para comenzar al día siguiente una jornada mas de "diversión" en sus quehaceres de día  a día y esperar un siguiente Domingo venidero. 
         Saludos.
                     Felix.